FARÁNDULA
20/2/2017

El reality con consciencia vuelve a la tevé

Convertido en un animal televisivo, Fabián Doman, que este lunes arranca como conductor y participante de la séptima temporada de “Cuestión de peso”, abandonó hace rato su rol unidimensional de periodista político para volcarse a una carrera mediática (salpicada de algunos escandaletes) que lo tiene al frente de magazines, programas de entretenimiento y, ahora, un reality show.

Quien tomara notoriedad a partir de su divorcio con Evelyn Von Brocke e iniciará así un giro en su carrera profesional, que lo llevó a ser participante de la última edición de “Bailando por un sueño”, asegura que los reality shows están cambiando y siguen siendo poderosos atractores de audiencia, al tiempo que no niega que en este formato los participantes puedan sufrir en algún momento la presión de los productores, aunque asegura que “el límite lo pone cada uno”.

La séptima temporada de “Cuestión de peso”, que desde esta tarde se verá de 17 a 18.30 por la pantalla de El Trece lo tendrá a Doman como su conductor y, en una novedad para el ciclo que regresa después de algunas temporadas fuera del aire, también como el participante número 13, y en este rol deberá también someterse a la disciplina de los nutricionistas y enfrentar la balanza en la difícil y ardua tarea de adelgazar y lucir más armónico.

“En el 2000 que un conductor concursara bajando de peso con los participantes era algo estrafalario y hoy pasa. Todos los conductores empezamos a involucrarnos, se acorta la distancia, y me parece que tiene que ver con estar metido y con que la gente se de cuenta de que estás metido”, opina sobre el desafío de ser juez y parte.

NUEVO FORMATO

El nuevo formato del programa, con el conductor involucrado en el juego al igual que los participantes, contará también con el tradicional equipo de profesionales a cargo del doctor Alberto Cormillot, y un panel de famosos conformado por Juana Repetto, Pato Galván y Gonzalo Acosta, que disertarán sobre temas relacionados con la obesidad, compartirán experiencias, apadrinarán y darán contención a los participantes. A estos tres mediáticos se suman la chica Playboy cordobesa Lucía Rubio.

“Acepté ser parte del programa porque es uno de los más importantes, uno de los clásicos de la televisión y porque ayuda mucho a la gente, y eso lo aprendí en estos días porque fui a la casa de cada participante, conocí a la familia y escuché la problemática. Hace bien porque estás ayudando, y no sólo al participante sino también a la familia, a la gente que te ve y a la que se le enseña a comer mejor”, cuenta Doman sobre el envío.

“Cuando empecé a conocer a los participantes y sus historias -expresa Doman- me di cuenta de que el desconocimiento sobre el sobrepeso de cinco, diez o quince kilos, la pancita cervecera o la mujer que no pudo bajar después del embarazo eran las entradas más frecuentes a la gran obesidad. Casi todos los participantes vienen porque quieren que los ayudemos a bajar y a mejorar su salud, no vienen para ser famosos, El peso, antes que una cuestión estética, es una cuestión de salud y lo bueno es que los participantes tienen eso clarísimo”.

EL REALITY HOY

Y afirma que en la tevé de hoy los realities son el único tipo de programa que garantiza audiencia: “Lo único que queda fuerte y vigente es “Showmatch”, pero igual los reality shows tienen que aggiornarse. Fue el nuevo gran formato de la televisión en el 2000, fueron revolucionarios para la televisión. En España los ‘Gran Hermano’ son exitosísimos, pero en Argentina todo es más rápido. El formato empieza a tener un cambio, por ejemplo ‘Despedida de Solteros’ es un giro de ‘GH’ y ‘Cuestión...’ en el fondo es un reality también. A mí me parece que es un formado que todavía no mostró ser superado por otro y que, salvo alguna ficción con una megaproducción, alcanza los mejores niveles de rating”.

Doman dice además que los realities no están en el negocio de la sensibilería: “El golpe bajo en televisión ya no rinde más, hoy te saca rating. Es un error decir que el golpe bajo da rating, eventualmente es rating para hoy y hambre para mañana: por suerte la audiencia te lo hace pagar, te castiga cuando lo hacés, y está bien que así sea. Los programas cada vez tienen menos golpes bajos, no es como hace quince años, y no te digo que sea mejor ni peor pero todos evolucionamos y la sociedad mira televisión. Hoy el recurso es trabajar, pensar, generar ideas, cosas, inventar, no hay misterio”.


REGRESAR A FARÁNDULA

NOTICIAS RELACIONADAS

20/02/2017

15 años de cumbia nortena Papá

Seba Mendoza va por mas ...
20/2/2017

Ailén Bechara contó cuál es la simple técnica que usa para tonificar sus músculos

Ailén Bechara contó cuál es la simple técnica que usa para tonificar sus músculos
24.11.2015

Confirmados los cuarteteros que estarán en el Festival de Peñas 2016

La organización del Festival de Peñas de Villa María 2016